Inversiones por más de US$ 1.000 millones en centrales hidroeléctricas

Diciembre 2013

Estos recursos son fundamentalmente para desarrollar los proyectos recientemente adquiridos a CGE, compañía donde los canalistas son el segundo mayor accionista después de Indiver.

http://www.df.cl

Eléctrica Puntilla, la filial de generación de la Asociación de Canalistas Sociedad Canal de Maipo, que a su vez es el segundo mayor accionista de CGE, después de Indiver, tiene planes muy ambiciosos para los proyectos por un total de 421 Mw de capacidad, que hace dos meses le compraron a la centenaria compañía, ligada a las familias Marín, Pérez Cruz y Hornauer.

Alejandro Gómez, gerente general de la eléctrica, explicó que el plan de largo plazo para desarrollar estas iniciativas considera inversiones que podrían superar los US$ 1.000 millones, considerando un costo de desarrollo actual de US$ 2,5 millones por cada MW instalado.

“Eléctrica Puntilla ha dado un paso importante dentro de lo que se viene para su futuro con la adquisición de los proyectos de CGE, que son un poco más de 400 MW de posibilidades, todas muy interesantes”, comentó.

El paso no es menor pues de concretar todas estas iniciativas la firma superará los 470 MW de capacidad instalada, es decir aumentará su tamaño nueve veces. Según los registros de la autoridad, esta magnitud posicionaría a la firma como el sexto actor del Sistema Interconectado Central (SIC).

Central Ñuble

El ejecutivo de la eléctrica, que también es el gerente general de la Sociedad Canal de Maipo, precisó que la secuencia de trabajo considera avanzar en primer lugar con el más grande de los proyectos adquiridos a CGE. Se trata de la central hidroeléctrica, que demandará una inversión de US$ 345 millones y tendrá una capacidad de 136 MW.

Decidieron comenzar con esta unidad, que como todas las que compraron y las que poseen es de pasada -dijo- porque estaba más adelantada al contar con permiso ambiental aprobado en 2007 . Además, están a punto de obtener la autorización de las obras hidráulicas por parte de la dirección General de Aguas (DGA), trámite que es clave para iniciar la construcción y que CGE trató de obtener durante más de cinco años.

“El permiso, si bien es cierto todavía tiene una oposición, entendemos que no pondrá nuevos problemas. Se ha cumplido con todo los requerimientos fijados en el permiso ambiental para la etapa previa a la construcción y ahora trabajamos en las etapas que siguen, como un plan de manejo para preservación forestal”, explicó el ejecutivo.

Adelantó que la intención es comenzar las obras mayores de Ñuble en marzo de 2014, para estar en condiciones de entrar a la caja del río en octubre. Con todo, esta unidad podría entrar en servicio en junio de 2017.

Otros proyectos

Los otros 285 MW del negocio con CGE, Gómez explicó que son proyectos distribuidos entre las regiones de O’Higgins y La Araucanía, que aún deben ser sometidos a evaluación ambiental, proceso que se realizaría en paralelo, aunque los estudios tienen distintos grados de avance.

“El siguiente proyecto que podría partir está sobre el río Tinguiririca. Hay otra opción también en la Sexta Región, pero es algo más grande que requeriría bastante inversión, lo mismo que el proyecto que está en La Araucanía”, precisó.

La idea de Eléctrica Puntilla, dijo, es que cada tres años puedan entregar en servicio una nueva central, esto con el fin de evitar conflictos financieros con estas inversiones.

Al crecer hacia el sur la firma logrará diversificar su matriz geográficamente, pues en la Región Metropolitana donde están actualmente la hidrología es favorable entre octubre y marzo, mientras que hacia el sur las condiciones son favorables desde marzo a octubre.

Volver a Noticias

Ver más noticias